Herramientas
digitales
  • Por Comunicación Social
  • Noticias
  • Publicado el 2009-01-27 13:51:00

Presenta Sinfónica de la UACH gala "Un Viaje por el Mundo: Alemania"

Dentro del programa de la primera temporada de Conciertos 2009 de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Chihuahua, presentará el concierto de gala denominado Un Viaje por el Mundo; Alemania.
Bajo la batuta del Maestro Raúl García Velásquez, la OSUACH presentara en concierto para violín al solista Mtro. Fernando Mino interpretando en Re mayor la op. 77 de Johannes Brahams.
Así como la Sinfonía No. 3 en La menor op. 56 Escocesa de Félix Mendelssohn en Andante con moto-Allegro un poco agitato- Assai animato; Vivace non troppo; Adagio; Allegro vivacísimo y Allegro maestoso assai.
La sita es este jueves 29 de enero en punto de las 20:00 horas en el Paraninfo Universitario con un costo general de $ 50.00 (cincuenta pesos 00/100m.n.), maestros, estudiantes y adultos mayores $ 30.00 (treinta pesos 00/10 m. n.)
Para los Estudiantes Universitarios presentando el Carnet Cultural la entrada es gratuita.
El Mtro. Fernando Mino, es uno de los más destacados violinistas mexicanos, realizó sus estudios musicales inicialmente con sus Padres y posteriormente en la Escuela de Bellas Artes de Toluca, estado de México, en la Escuela de Música “Ollin Yoliztli” en la ciudad de México, en la Escuela Universitaria de Música de Montevideo Uruguay, y los culminó en la Universidad del Sur de California en Estados Unidos de Norteamérica.
Se ha presentado como solista con las orquestas más importantes de México, como la Orquesta Sinfónica Nacional, Orquesta Sinfónica del Estado de México, Orquesta Filarmónica de la ciudad de México, Orquesta de cámara de Minería , Orquesta Sinfónica de Minería, entre otras, así como la Orquesta del Festival del Instituto “Schiller” en Washington D.C. siendo dirigido por Enrique Barrios, Luís Herrera de la Fuente, Fernando Lozano, Eduardo Álvarez, Enrique Bátiz, Eduardo Diazmuñoz, Carlos Miguel Prieto, Carlos Spierer, José Areán, Kurt Redel Anton Nanut y David Porcelijn.
Cabe resaltar que estrenó en México el 4o. Concierto para violín de Niccolo Paganini, con la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México en Septiembre del año 2000.
Como integrante del cuarteto de cuerdas de la ciudad de México ha realizado giras alrededor de a República Mexicana y Alemania. En 1987 asistió al festival de verano de Interlochen Michigan (EUA) becado por la OEA. en donde participé en Ja World Youth Symphony Orchestra’ dirigida por Lorin Maazel y en 1989 en la Orquesta Mundial de ‘Juventudes Musicales dirigida por Charles Dutoit en su gira por Sudamérica.
Recientemente se presentó como solista cori la Filarmónica de la Ciudad de México con el Concierto para jioln No.5 en la mayor K.219 de W,A. Mozart, y con a Orquesta Sinfónica de Minería, con el concierto para violín en Re mayor de Johannes Brahms.
Entre las obras maestras de Johannes Brahms se encuentra su Concierto para violín en Re Mayor Op 77, cuya estructura es heredada de la tradición vienesa clásica, al contrarío de sus contemporáneos, Brahms rechazó el uso superfluo de nuevos efectos y cromáticos.

Se esforzó más bien por componer música de gran coherencia interna, utilizando los efectos nuevos e infrecuentes solo para subrayar los matices estructurales internos, asi pues, en las obras de Brahms no encontramos añadidos innecesarios, cada tema, figura, modulación están enunciadas en los pasajes precedentes con gran honestidad y maestría así como un profundo sentimiento humano.

Sinfonía No. 3 “Escocesa” Op. 56

La Sinfonía Escocesa fue iniciada en agosto de 1829 y terminada el 20 de enero de 1842, Mendelssohn dirigió el estreno con la Orquesta de Gewandhaus de Leipzig, el 3 de marzo de 1842, la primera de las nueve visitas que el compositor hizo a las Islas Británicas comenzó en abril de 1829. Habia sido animado por su profesor de composición, Carl Friedrich Zelter, a abandonar la provinciana Berlín y ver el mundo.

En 1842, cuando estaba en Inglaterra para dirigir el estreno en Londres de la Sinfonía Escocesa, conoció a la joven reina Victoria y al príncipe Alberto pidió, y le fue concedido, permiso para dedicar la sinforia a la reina.